Perdón se me hizo tarde

En México, nos caracterizamos por ser impuntuales, muchas veces, oímos la frase: ¡así somos! Y vivimos pensando que esto no lo podemos cambiar porque lo traemos en los genes. 
Es un poco de educación, de cultura, es verdad, pero lo fundamental es la incapacidad de preocuparse por el otro, el ego es más fuerte, y la persona impuntual te está diciendo: mi tiempo es más importante que el tuyo; o lo que es peor, no me importa tu tiempo por eso no me importa dejarte esperar. 
La próxima vez que tengas una cita, ya sea de trabajo, con tu familia o con amigos, y te estés preparando para llegar, pregúntate: ¿me importa y me preocupa el tiempo de los demás o sólo el mío? 
Y de la misma forma, cuando estés esperando a esa persona que siempre llega tarde, pregúntate: realmente esta persona, me respeta, ya sea como socio, amigo o lo que sea.

Deja un comentario

Your email address will not be published.