Míra en el espejo de mis ojos… Y podrás verte la nariz

Cuantas veces te ha pasado, que ves perfectamente el problema de tu amiga y de su relación, entiendes la causa y sabes lo que va a suceder, pero cuando se trata de ti, no puedes entender porque la vida es tan dura contigo, si tú, todo lo haces bien, no logras comprender que siempre escoges a la peor pareja y por qué nunca en tu trabajo te valoran, cuando eres el mejor.

Una vez, una amiga, se operó la nariz y le preguntamos si con ese cambio, le había aumentado la autoestima o si se sentía más segura; y ella contestó: claro que no, porque no me la veo, sólo me la veo en un espejo.
Es la misma forma con los problemas,a veces estar tan cerca de ciertas situaciones, nos impide poder verlo, y necesitas que una persona capacitada y objetiva te ayude, no solamente a ver el problema sino a analizarlo y poder entenderlo para encontrar una solución y no generar patrones repetitivos.
Lo más fácil es andar lloriqueando con todo el mundo, de lo injusta que es la vida, pero pocos dan el paso para pararse, sacudirse un poco, pedir ayuda y seguir adelante con una mejor versión de ti mismo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.